Contacta aquí                                                                         ¿Quienes somos CUT? Resultado de imagen de mano mouse

CUT denunciamos el nefasto servicio que presta en verano, Avanza Zgz. debido a la reducción del número de autobuses de servicio en la calle.


Nota de prensa averías buses verano 2021 pdf

La gestión de Avanza, los recortes en el servicio y la ausencia de mantenimiento en los autobuses, asolan el transporte público de Zaragoza

Desde el sindicato Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) en la empresa Avanza Zaragoza, empresa privada que se encarga de la gestión del transporte urbano de viajeros en autobús en la ciudad de Zaragoza, queremos denunciar ante la opinión pública:

Un año más, al llegar algo tan típico en  nuestra ciudad como es el rigor de la canícula, el servicio público de autobús urbano vuelve a hacer aguas ya que, a pesar de que los recortes en el servicio han sido muy similares a los del verano pasado –que han sido algo menores que otros años debido al azote de la pandemia de la que seguimos siendo víctimas-, este hecho no permite al servicio de autobús urbano recuperar unos índices mínimos de calidad y fiabilidad, puesto que el beneficio que se conseguiría con ese menor recorte de servicio, queda totalmente neutralizado por la abrumadora cantidad de averías que salpican los vehículos que se encuentran prestando servicio.

A la retahíla de averías que se vienen acumulando de forma habitual, se suman de forma desoladora las averías que, con motivo del tradicional incremento de temperaturas, acaban por diezmar el servicio. Sin ir más lejos el pasado jueves por la tarde, se rozó la cincuentena de autobuses que entraron a las cocheras de Avanza para ser reparados, siendo un notable número los que no pudieron volver a salir a la calle, lo que a su vez provocó que los conductores permanecieran parados en las instalaciones a la espera de que se les asignara un vehículo en unas mínimas condiciones para poder reiniciar sus servicios.

En concreto y por ejemplo, el citado jueves, en la línea 23 –que une los zaragozanos barrios de Parque Venecia y del Actur-, hasta 3 autobuses llegaron a coincidir averiados al mismo tiempo, más otros 14 autobuses que tuvieron que ser atendidos y sustituidos a lo largo de diferentes momentos de la jornada –sirva como detalle el que un mismo conductor tuviera que retirar hasta 5 vehículos el mismo día-, de un total de 11 autobuses con los que la línea 23 presta servicio en los días laborables de verano.

Suma y sigue, y es que ayer viernes, le tocó el turno al bus articulado nº 4839 –un vehículo de apenas 7 años de antigüedad- que en el acceso a la rotonda de Los Enlaces no aguantó más y provocó un conato de incendio en mitad de la calzada todavía perteneciente a la avenida de Madrid, dando lugar a una aparatosa situación por la que el autobús tuvo que ser desalojado y vaciado su extintor en el compartimento motor.

Y es que, aunque estas situaciones lejos de ser aisladas, han pasado a reproducirse con asiduidad en diferentes estadios a lo largo y ancho de toda la red, sin duda una de las líneas que se lleva la palma es la línea 41, que une la amplísima zona sur de la ciudad –con barrios de las dimensiones de Valdespartera, Arcosur, Montecanal y Rosales del Canal-, con el Hospital Clínico, el campus universitario y el resto del centro de la capital aragonesa, que contando con tan solo 3 autobuses con los que presta servicio en los días de verano –con una ya de por sí exagerada frecuencia programada de 20 minutos entre ellos-, es pasto de las continuas averías que a su vez provocan la detención y la sustitución de sus autobuses –que, aún teniendo una antigüedad de 15 años, no son los más antiguos de la flota- dejando el servicio en el umbral de la indigencia.

Sirva como ejemplo el trabajo de campo llevado a cabo por varios miembros de CUT, en el que hemos podido comprobar que, tan solo tomando como referencia estos dos últimos días, en torno a las 16:15 horas del jueves hubo una interrupción del servicio cuando 2 de los 3 autobuses de la línea quedaron fuera de servicio por avería y la frecuencia de paso ascendió a la desorbitada marca de los 60 minutos –el triple de la frecuencia oficial-, mientras que ayer viernes, en la franja horaria de las 11:30 a las 12:30 horas, pudimos comprobar cómo la frecuencia de paso por la parada situada frente al Hospital Clínico, en dirección a Rosales del Canal, rebasaba los 45 minutos –más del doble de la frecuencia establecida-.

Estos hechos, además de provocar recurrentes enfrentamientos entre los resignados conductores y los socarrados usuarios, dejan a estos últimos en el más absoluto desamparo ya que, en el momento de hacer uso del servicio público de bus urbano se ven obligados a realizar un acto de fe, soportando el castigo de tener que esperar en las paradas por tiempo indefinido, con el ingrediente  añadido de padecer el azote de las altas temperaturas a la intemperie.

Y mientras todo esto sucede, desde el equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Zaragoza, se limitan a hacer anuncios en prensa sobre la adquisición de decenas que autobuses eléctricos, en una huída hacia adelante que describe una situación idílica de modernidad que nada tiene que ver con el escenario actual y real de miseria, precariedad e improvisación al que la multinacional Avanza somete al servicio de transporte público de nuestra ciudad, con vehículos aquejados por una abrumadora cantidad de averías acumuladas que no se reparan, a la que la cada vez más exigua, desbordada y precaria plantilla de trabajadores del taller de la empresa, no es capaz de hacer frente.

Los hechos desmienten al Alcalde de Zaragoza, Sr. Azcón, ya que mientras por un lado lanza campañas de rebajas y descuentos en las tarifas de acceso a las piscinas municipales, so pretexto de que zaragozanos y zaragozanas tengan una alternativa para mitigar los rigores del calor, por otro lado se desentiende de ellos, abandonándoles y sometiéndoles a esperas interminables a pleno sol en las paradas de autobús, con conductores y autobuses que tienen que esquivar los recortes, las averías y el desastre en la gestión de la multinacional Avanza.

Por todo ello, desde CUT animamos al Sr. Azcón a que comience a utilizar el autobús urbano en sus desplazamientos veraniegos a las piscinas municipales, y le exigimos a él y a su equipo de gobierno que, de una vez por todas, muestren el coraje político necesario para exigir a la multinacional Avanza que cumpla de una vez por todas con los zaragozanos y las zaragozanas y, en caso de que la multinacional Avanza no se muestre capaz, se emprenda por parte del ayuntamiento una gestión directa del servicio que, sin duda, redundará en un ahorro en costes económicos, materiales y medioambientales, que será directamente proporcional al incremento en la calidad del servicio de transporte público.

Fdo. Julio Sanz Fernández                                                                                                 Co-Portavoz CUT en Avanza Zaragoza

Entalto digital nº 2

Síguenos en:

Artículos anteriores

Categorías