Contacta aquí                                                                         ¿Quienes somos CUT? Resultado de imagen de mano mouse

CUT, propone la instalación de máquinas de validación de títulos de transporte, a lo largo de todo el interior de la totalidad de autobuses de la flota, con el fin de que los usuarios puedan acceder por todas las puertas de los vehículos


A la atención del medio de comunicación

– Asunto: nuevos buses urbanos eléctricos, propuesta de modificación del servicio y deficiencias proceso electrificación

Nota de prensa CUT, buses eléctricos 25-4-23

Desde el sindicato Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) en la empresa Avanza Zaragoza, empresa privada que se encarga de la gestión del transporte urbano de viajeros en autobús en la ciudad de Zaragoza, queremos comunicar a la opinión pública:

Con motivo de los graves riesgos en la seguridad vial que conlleva el errático diseño de los nuevos autobuses eléctricos de la marca Irizar (modelo “ie-tram”), que merma y dificulta considerablemente la visión fronto-lateral de la calzada por parte del conductor, los cuales ya han sido denunciados públicamente en reiteradas ocasiones por los trabajadores del servicio, desde el sindicato CUT hemos dado un paso más en este aspecto, al mantener el pasado jueves una entrevista con responsables del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Aragón (ISSLA).

Y es que, hasta la fecha, la concesionaria Avanza-ADO ha mostrado su negativa a adoptar cualquier tipo de medida correctora al respecto, mientras que, por su parte, tanto Ayuntamiento de Zaragoza (propietario de los autobuses) como Inspección de Trabajo (garante legalmente de la seguridad en el ámbito laboral), mantienen su mutismo y miran para otro lado en relación a un asunto que, cabe recordar, no afecta de forma exclusiva a los trabajadores del bus urbano, sino que incide directamente en la seguridad del resto de vehículos y peatones que transitan a diario por las calles de Zaragoza.

Así pues, en la reunión del pasado jueves, los responsables del ISSLA se mostraron sensibles ante las demandas de seguridad expuestas por los trabajadores a través de este sindicato y se comprometieron a trasladar la preocupación de los empleados a la concesionaria Avanza, para sugerirle su intervención al respecto. Todo ello a pesar de que desde el citado organismo nos reconocieron que, inicialmente, las actuaciones deben de ser asumidas voluntariamente por parte de la multinacional Avanza-ADO.

Asimismo, en una de las reuniones ordinarias mantenidas recientemente con la Dirección empresarial de Avanza-ADO, desde CUT se le dio traslado de una medida de calado, con el fin de adaptar y agilizar el servicio a los nuevos autobuses eléctricos mencionados en esta nota y que se supone van a continuar llegando a Zaragoza.

La instalación de máquinas de validación de títulos de transporte a lo largo de todo el interior de la totalidad de autobuses de la flota, con el fin de que los usuarios puedan acceder por todas las puertas de los vehículos, agilizando de esta forma el ascenso y descenso de pasajeros, y propiciando el correcto acceso de personas con carros de bebé o de sillas de pasajeros con movilidad reducida severa, más aún si tenemos en cuenta que los nuevos vehículos eléctricos Irizar, tan solo cuentan con una hoja de acceso en su puerta delantera.

Estos cambios reglamentarios en el servicio de bus urbano, que por otra parte ya se aplican desde su origen en el transporte en tranvía, creemos que son necesarios para la adecuación del servicio de bus urbano a los requerimientos actuales que impone un transporte moderno que resulte ágil, atractivo y accesible para el usuario.

Por último, desde CUT seguimos mostrando nuestra preocupación en relación a la gestión del proceso de electrificación de la flota de buses urbanos de Zaragoza que, más allá de ser presentado a bombo y platillo por la multinacional Avanza-ADO y el equipo de gobierno PP-Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza, continúa presentando amplias anomalías y desfases, citando tan solo como ejemplos las dificultades en la carga de vehículos a través de pantógrafos o la práctica paralización de llegada de más buses nuevos, tanto rígidos como articulados, que está provocando que el envejecimiento de la flota municipal de autobuses urbanos alcance cifras récord, con vehículos en circulación que ya rozan los 18 años de antigüedad, a los que habrá que sumar, si la compra de una nueva remesa de autobuses no lo impide, los que vencerán en el segundo semestre de este año.

Fdo. Julio Sanz Fernández                                                              Co-Portavoz CUT en Avanza Zaragoza

Revista entalto abril

Síguenos en:

Artículos anteriores

Categorías